Recuerdo FUKUSHIMA

 

RECUERDA FUKUSHIMA 2011. UN BOSQUE DE CIRUELOS EN NAVALMORAL DE LA MATA.

 

   11 de marzo de 2018: Nuevas evidencias; la central nuclear de Fukushima es un Chernobyl a cámara lenta. Las consecuencias de los restos de combustible liberados en 2011, se agravan y todo indica que marcar zonas afectadas y zonas excluidas es una temeridad tratándose de la liberación de un nube radiactiva como fue el caso en Japón. Aunque Chernobyl ya nos alertaba de situaciones similares , las multinacionales eléctricas y los gobiernos irresponsables no hicieron caso , entonces, de una tecnología que desde el bloque occidental se consideraba obsoleta y sin ninguna cultura de seguridad. Y desde el eufemismo pronuclear se declaraba “sigamos aprendiendo de las catastrofes”.

 

   Pero el 11 de marzo de 2011, en el país mas sísmico del mundo y con la seguridad mas estricta y con una tecnología probada , ocurrió lo inimaginable, y donde aún hoy es imposible conocer el estado de las partículas nucleares desprendidas de los reactores afectados. Los desafíos para la salud y el medio son de una magnitud jamás igualada. La radiación ha contaminado todo el océano Pacifico.

 

   Cuando nos referimos a Chernobyl y Fukushima, también a Valdellos y muchas otras, nos estamos refiriendo a la tecnología mas nefasta y mortífera que haya creado la humanidad, que va desde la minería a cielo abierto, su procesamiento, su puesta a punto, los residuos generados y el propio desmantelamiento. La energía nuclear fue primero militar como bomba atómica y enseguida en forma de “átomos para la paz” la cual nos situaría ,desde entonces, en el camino de tener una energía sin limites, barata y siempre disponible . Incluso serviría para mejorar la alimentación y acabar con el hambre , irradiando alimentos.

 

   Para el movimiento ecologista y pacifista, ni siquiera el uso médico es una argumento para mantener una industria productora de electricidad, cuya cifra de muertes, malformaciones, enfermedades y refugiados es tan enorme y con una duración tan prolongada que es fácil ocultar las cifras reales. Y si a esto sumamos la generación incesante de residuos radiactivos cuya gestión nadie ha logrado resolver y donde además circulan libremente por todo el mundo ,como estamos comprobando estos días en el puerto de Valencia , como nuevas armas de guerra en una descontrolada proliferación atómica. Abolir las armas nucleares definitivamente implica también cerrar todas las nucleares.

 

   Desde Adenex y Ecologistas en Acción Campo Arañuelo, desde el Movimiento antinuclear, desde el Foro Extremeño Antinuclear, no queremos pensar que Kukuhsima está lejos y que nos importa bien poco lo que ocurra con la central nuclear de Almaraz o las del resto del estado español y de las demás centrales nucleares europeas. Con frases como “Esperamos que aquí no ocurra” o “Tengamos fe en una tecnología idéntica pero aquí no afectada por sunamis”, nos tememos que la fe y la esperanza , nos tememos que el “de algo tenemos que morir”, se ha adueñado de algunas mentes y que el miedo es solo para cobardes o malintencionados.

 

   Por esto pedimos ,para la central nuclear de Almaraz ,que las respuestas tienen que ser otras, sin miedo frente a la situación actual de funcionamiento de los dos reactores.( con unas bombas de refrigeración en fallo constante y claves para evitar un accidente mayor) y de permisos (hasta el 10 de junio de 2020).

 

   ➢ Quizá los propios trabajadores de la central nuclear de Almaraz tengan datos acerca de su salud antes y después de su contrato laboral y que los sindicatos prefieren también ignorar.

   ➢ Quizá algunos inspectores conozcan que la verdadera cultura de seguridad está deteriorada por obsoleta y por tanto carece de todo rigor y ,por eso mismo son apartados de su labor .

   ➢ Quizá el ministro de energía Sr. Nadal prefiere engañar no solo a la población mas confiada de la zona sino a miles de posibles afectados en Portugal, con tal de amparar a la todopoderosa Iberdrola .

   ➢ Quizá el pleno del Consejo de Seguridad Nuclear prefiera que todo funcione como si las centrales nucleares fueran nuevas y seguir así hasta que se demuestre lo contrario.

   ➢ Quizá a Enresa , en el final de la era nuclear, no lo salen las cuentas del desmantelamiento y gestión de residuos y está preparando el camino para que entre todos los ciudadanos paguemos el cierre sin rechistar.

 

   Por todo esto, ya no nos sirve el tranquilizante “todo esta controlado” de las empresas propietarias , ni el reconfortante “ no perdamos puestos de trabajo” que los partidos políticos irresponsables tan alegremente repiten.

 

   Desde Adenex y Ecologistas en Acción Campo Arañuelo invitamos a todas las personas que se sientan tan cerca de la población japonesa como solidario homenaje a su determinación de acabar con la pesadilla atómica.

 

   Plantar un séptimo ciruelo, en Navalmoral de la Mata, que conserve la memoria y que nos recuerde que también está en nuestras manos defender la salud e impedir la pobreza energética, así como implementar a nivel regional y municipal un modelo de eficiencia y ahorro energético mas allá del calculo egoísta del oligopolio actual de la electricidad.

 

 Actividad realizada el 10 de marzo en la Rotanda de los Sauces de Navalmoral de la Mata.

 

Adenex frm1

 

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
5
6
7
8
12
13
14
15
19
20
21
22
26
27
28

Sobre Adenex...

icon home n     

Plaza de Santo Angel, 1
06800 Mérida (Extremadura)

icon phone n  

 

telf: +34 924 387 189

 

  footer logo n
  © 2018 | Política de privacidad
© 2018 Adenex. All Rights Reserved.

Buscar