Nuestras últimas noticias

Contruyendo Utopías

CAMPAÑA SALVAMENTO DE AGUILUCHO CENIZO (Circus pygargus)

Sin título

VOLUNTARIAS/OS DE ADENEX PARTICIPAN EN LA CAMPAÑA DE SALVAMENTO DE AGUILUCHO EN EXTREMADURA EN LA TEMPORADA 2020

Muchas/os de nosotras/os hemos visto alguna vez la terrible imagen en televisión de un nido de aguilucho cenizo delante de la cosechadora. Estas bellas aves se encuentran en una profunda regresión, siendo cada vez más difícil verlos campear y disfrutar de sus espectaculares vuelos acrobáticos por los territorios que desde hace muchos años dominaba.

Son muchas las amenazas que acechan a esta especie y desde ADENEX no queremos dejar pasar la oportunidad, de al menos, citarlas con el objetivo de darlas a conocer a la sociedad y alentar con ello a una mayor sensibilidad y empatía con los aguiluchos cenizos en nuestra región.

Quizás la más graves de las amenazas para la especie y que causa muchas de las muertes anuales, sea la mecanización del campo, que seguida del uso cada vez más frecuente de variedades tempranas de cereal están adelantado la época de cosecha, hasta el punto que no les da tiempo a los aguiluchos a que puedan sacar su descendencia sin riesgos.

Otra de las amenazas que persiguen a esta especie, es el uso de plaguicidas y fitosanitarios en las tierras agrícolas, hecho que está reduciendo la disposición de presas y por tanto alimento para la especie y su prole.

Por último, y no menos importante, de un tiempo a esta parte se está agravando la perdida de hábitat adecuados para la especie. Esto es debido a la expansión que estamos sufriendo en Extremadura y prácticamente en todo el territorio nacional con los cambios de cultivo en el uso del suelo agrícola, perdiéndose poco a poco la zona de secano tradicional y las grandes extensiones de cereal por el cada vez más frecuente viñedo en espaldera o el olivar en intensivo.

La población extremeña de aguiluchos, es todavía bastante importante dentro de la Península Ibérica. El censo coordinado por ADENEX en el año 1993 estimaba la población de esta especie en torno a las 1.100 parejas. En el año 2001 se realizó otro censo, esta vez coordinado por la Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura en la que colaboraron gran parte de las asociaciones conservacionistas de la región y que arrojó una cifra que rondaba las 650 parejas. Esto daba la mala noticia de que la población de aguiluchos se había reducido de manera muy drástica en Extremadura en apenas 10 años. Otro nuevo censo, esta vez nacional que se realizó en el año 2006 y que en Extremadura fue coordinado por la Junta de Extremadura a través del GEA (Grupo Extremeño de Aguiluchos) sacó como resultado unas 740 parejas en toda la región.

Durante la década de los 80 y buena parte de los 90 del pasado siglo, ADENEX inició, sin apenas recursos, pero con un buen equipo de voluntarios/as, las primeras campañas de salvamento de esta especie en Extremadura. Por avatares del tiempo, hemos dejado de participar, pero este año volvemos a retomarlo de nuevo.

Actualmente la Junta de Extremadura se hace responsable de la campaña a través de la Dirección General de Sostenibilidad y el GEA (Grupo Extremeño de Aguiluchos), en cuyo equipo se ha integrado ADENEX para hacer el seguimiento de la reproducción de esta especie en los siguientes términos municipales de la provincia de Badajoz: Mérida, Calamonte, Arroyo de San Serván, Mirandilla, El Carrascalejo, Aljucén, La Nava de Santiago, La Roca de la Sierra, Lobón, Montijo, Puebla de la Calzada, La Garrovilla, Esparragalejo, Los Canchales y el P. N. de Cornalvo.

Estamos poniendo toda la ilusión en esta campaña y esperamos encontrar muchas parejas en los cultivos cerealistas de secano y llevar a cabo las actuaciones necesarias para que la prole de los aguiluchos pueda volar sanos y salvos hacia sus cuarteles de invernada en el África Subsahariana.

No dejéis de visitar nuestra página web y de seguirnos en nuestras redes sociales donde iremos informando del avance de esta campaña.

WhatsApp Image 2020 05 01 at 23.00.04

ADENEX RECHAZA LA CAZA ARBITRARIA DURANTE EL ESTADO DE ALARMA

pexels photo 298831

En relación a la Resolución de 16 de abril de 2020, de la Dirección General de Política Forestal de la Junta de Extremadura, por la que se adoptan medidas excepcionales en materia de autorizaciones administrativas por daños y control de predadores mientras se mantenga la declaración del estado de alarma por el COVID-19, publicada en el DOE del pasado 20 de abril

ADENEX manifiesta lo siguiente:

1. Esta resolución tiene lugar una vez recibido por todas las Comunidades Autónomas, un comunicado emitido por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, con fecha 14 de abril, en el que recomienda “mantener el control poblacional de jabalíes”, para combatir el riesgo de propagación de enfermedades (en especial la peste porcina africana) y prevenir posibles daños en producciones agrícolas y ganaderas.

2. Resulta sorprendente e injustificable que no haya sido informado ni consultado el Consejo Extremeño de Caza, órgano que suele analizar y debatir los asuntos importantes relacionados con la actividad cinegética, muy especialmente el aspecto legal y normativo. No es excusa la no posibilidad de reunión presencial, que podría haberse hecho telemática, o bien haber remitido un borrador, dando un plazo breve para recibir sugerencias y posicionamientos de los miembros del Consejo.

3. La resolución adoptada por la Junta de Extremadura va mucho más allá de la recomendación propuesta por el Ministerio. Para empezar, el mismo encabezamiento de la resolución anuncia “control de predadores”, terminología imprecisa que induce a error, confusión y malas interpretaciones, que podrían derivar en problemas legales.

4. Va mucho más allá, además, por incluir el “control de conejos”, cuando la única recomendación del Ministerio se refiere en exclusiva a Jabalí. Ni el conejo ni el jabalí son depredadores, entendidos como tales, aunque el carácter omnívoro de este último pueda provocar ocasionalmente afecciones a otras especies zoológicas.

5. En el caso concreto del conejo, las poblaciones extremeñas son exiguas en general, y muy localizadas, por lo que no se entiende que se permita su caza, cuando todas las iniciativas pasadas y presentes apuntan a medidas (la mayoría de ellas con ayudas de fondos públicos) destinadas a la recuperación de la especie. Precisamente ahora, el conejo se encuentra en su máximo periodo de reproducción, por lo que, lejos de necesitar descastes, deberían protegerse y respetarse las mermadas y localizadas poblaciones extremeñas.

6. También resulta obligado proteger la biodiversidad en Extremadura. Prácticamente todas las especies biológicas se encuentran en fase crítica de reproducción, por lo que cualquier molestia, por mínima que sea, puede ocasionar pérdidas irreparables de nidos, madrigueras, huevos, pollos, crías, …

7. Esta resolución incita, sin lugar a dudas, a practicar cualquier tipo de caza, justificada o no, incluido el furtivismo, precisamente cuando menos vigilancia hay en el campo.

8. Permitir el ejercicio en estas condiciones de pandemia, declarado el Estado de Alarma, introduce situaciones problemáticas innecesarias en el campo. Los agentes del Seprona se encuentran a pleno rendimiento, destinados a labores de ayuda en muchos campos de actividad, coordinados por el Gobierno Central, a través de los Ministerios de Sanidad, Interior, Transportes, etc. Otro tanto sucede con los Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, destinados a labores similares dirigidas por diversas consejerías, para combatir la pandemia.

9. Existen métodos alternativos a la caza para prevenir posibles daños por jabalí en explotaciones agrarias. Los métodos tradicionales (espera nocturna, sobre todo, ganchos, batidas,) se llevan aplicando durante varias décadas y no han conseguido sino aumentar las poblaciones de jabalíes, resultando ineficaces e inapropiados. Existen métodos preventivos (en contraposición a los curativos, cuando el daño ya está hecho, disuasorios, etc.).

Por estos motivos, a juicio de ADENEX, la caza por daños no debe ser considerada actividad esencial durante el estado de alarma, por suponer un incremento de riesgo sanitario, y un privilegio discriminatorio, insolidario e innecesario, frente a la inmensa mayoría de la población, que cumple con su confinamiento domiciliario.

En consecuencia, ADENEX presentará un Recurso de Alzada contra esta resolución, entendida como injustificada, desproporcionada y lesiva para la conservación de la naturaleza y para las propias poblaciones de especies cinegéticas.

Las estaciones de la dehesa

nature 3270403 1920
 
LAS ESTACIONES EN LA DEHESA
 
La Dehesa es naturaleza viva y va cambiando con las diferentes estaciones del año,
que van dejando su marca en plantas, aves, pequeños insectos...
 
PRIMAVERA
La Primavera ha llegado a nuestras Dehesas de Higuera de Vargas.
Ha despertado el campo de su letargo invernal, de sus colores oscuros, marrones
ocres y de su cielo nublado y sombrío, derramando su maravillosa paleta de
colores para deleite de nuestros sentidos .
Siempre se puede disfrutar de esa estación en cualquier parte, pero aquí, es una
sensación única como no podremos experimentar jamás.
 El paisaje se vuelve mágico. Los verdes adoptan toda la gama de colores en las
encinas y en los pastos. En las florecillas del suelo puedes contemplar todos los
colores que conforman el Arco–Iris .
 Es un auténtico jardín silvestre: EL JARDÍN DE LA DEHESA
 El aire después de las lluvias primaverales es limpio y transparente, huele a
campo, a tierra mojada. En nuestros oídos resuenan mil y un sonidos de los
habitantes de la Dehesa que alegres reciben la estación más esperada del año,
esos sonidos que forman un concierto de música inigualable.
Está la dehesa cubierta con un manto de margaritas, botones de oro brillando y
jaras comenzando a florecer. Las varitas de San josé o Gamonitas también están
empezando a echar las flores, y pronto aparecerán los lirios.
En la cuenca de nuestro Alcarrache, aparecen las Orquídeas a la sombra de las
encinas .
Los encinares que la pueblan son una auténtica maravilla en primavera, cuando
el sol se acerca, la hierba brilla y se ven también los alcornocales y resaltan entre
el follaje los cortijos.
 “Campo, campo, campo. Entre las encinas los cortijos blancos" (Machado).
Se escuchan los arrullos de las rulas en sus cortejos, pues en la dehesa conviven
muchas especies animales manifestándose, sobre todo, en los bellos amaneceres
primaverales, con cantos y arrullos de las torcaces que no faltan nunca en las
dehesas, porque las bellotas maduras de encinas y alcornoques, constituyen su
alimentación por excelencia.
Las viejas encinas florecen y sus “mocos” amarillos, promesas de futuros frutos, 
las cubren de oro. Con las luces cálidas del atardecer, sus árboles son testigos de la
vida higuereña.
Ahora, el agua, la floración de las especies, los animales, los quercus, los
matorrales, las plantas y todo lo que tiene vida e incluso la tierra y las rocas
inanimadas que dejan brotar entre sus junturas esas briznas verdes, se animan
con la llegada del buen tiempo.
 Llega la noche, la oscura noche que la rodea y la envuelve en su misterio, pero no
queda silenciosa, se oyen los reclamos del mochuelo, el cárabo, el autillo,
durante el día refugiados en las trocas de las encinas que le sirven de hogar, antes
de salir a sus nocturnas cacerías en busca de presas para su alimento y que han de
encontrar en la noche misteriosa de nuestras dehesas.
El alma se serena contemplando estos vastos campos de encinas y alcornoques,
especies típicas ,ahora floridas , que conviven con manchas de jaras, jaguarzos,
retamas, tomillo, romero. Esas dehesas rodeadas de paredes de piedra seca
levantadas por nuestros antepasados y que encierran como en un estuche toda la
belleza y la magia de nuestra inigualable Dehesa Extremeña .Aromas de diferentes
plantas como el cantueso y la jara, mientras el alcornocal y el encinar son
bañados por la luz de de tarde que nos acerca la puesta de sol.
 
Carmen Prieto
 
 
 

Acércanos al Patrimonio Extremeño

Cartel Patrimonio Extremadura negro negrita participa

 

Ya ha pasado un mes desde que se declaró el estado de alarma, algo que nos ha privado de salir y disfrutar del patrimonio natural y cultural de Extremadura, aunque, por una buena causa, cuidarnos los unos a los otros. 

Desde ADENEX, hemos querido invitaros a que nos acerquéis ese patrimonio tanto natural como cultural que se encuentra en vuestros pueblos y ciudades para que podamos disfrutar de parte de los valores con los que cuenta nuestra región, pero desde nuestras casas ¿Cómo podéis hacerlo? a través de vuestras creaciones artísticas: dibujos, mosaicos, murarles, vídeos... y todo lo que se os ocurra, seguro que en estos días está aflorando el artista que lleváis dentro.

A través de esta iniciativa, queremos animar a extremeños y extremeñas a que elijan el turismo regional como primera opción. Una vez que se retomen los viajes, el turismo extremeño nos necesitará y estamos convencidos que os sorprenderá gratamente. 

Al trabajo más original le regalaremos un fin de semana en el Centro de Investigación y Educación Ambiental La Fontanita, en Montánchez, para ocho personas. Mándanos el tuyo, antes del 30 de abril al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., lo subiremos a nuestras redes sociales.

ALERTA EN LA CUENCA DEL TAJO A SU PASO POR EXTREMADURA

2020 04 15 2
 
ADENEX exige explicaciones y aclaraciones suficientes acerca de la proliferación de plantas invasoras en la cuenca del Tajo en Extremadura, pues desde hace más de 4 años se conocen afeccione en distintos afluentes del Tajo y, ahora mismo, en el propio embalse de Alcántara.
Este domingo nos dan la señal de alarma que una nueva planta invasora está cubriendo todo el embalse del Tajo en la zona de Garrovillas de Alconétar (Cáceres).
 Se trata de la azolla, cuya extensión amenaza todo el embalse de Alcántara. De características distintas al camalote en el Guadiana, pero igualmente expansiva probablemente con una temperatura y humedad ambiente determinada.  Localizada ya el noviembre pasado, ha vuelto y nos tenemos que, si no se controla, para quedarse. 
Y resulta que la azolla es una vieja conocida, pues en mayo de 2016, ya estuvo en el río Almonte en su confluencia con el Tajo. En aquel entonces tanto la Junta de Extremadura como Confederación del Tajo llamaron a la tranquilidad "no pasaba nada". Un manto de color rojizo cubría más de un kilómetro de lo que se denominó entonces un helecho de agua. El riesgo estaba en que llegara al propio pantano del Guadiloba, de donde la ciudad de Cáceres toma el agua. Por lo demás, "no hay motivos de preocupación". Aunque ahora, precisamente ahora en este confinamiento, se ha vuelto a pedir el trasvase del Almonte al Guadiloba para abastecer con seguridad a Cáceres. Deciden desempolvar el famoso trasvase del Portaje paralizado desde el 2013 por problemas técnicos, económicos y ambientales evidentes. 
Por otra parte, durante diciembre de 2018 en el río Salor y, en enero del 2019 en el río Almonte, aparecen con una nueva invasora, la lugvigia, la cual inunda superficialmente 9 kilómetros de río Alagón con gran riqueza piscícola y deportiva. Tampoco es similar al camalote ya que no se fija al fondo, pero con consecuencias similares de impactos ecológicos. 
Las quejas municipales y sociales entonces tampoco fueron escuchadas, ni por Confederación Hidrográfica del Tajo, ni por la Junta de Extremadura.  Cada una de ellas se aferró a sus competencias siendo incapaces de coordinarse entre ellas y dejar que todo siguiera sin resolverse.
De esta manera en el río Salor, este último invierno, se vuelve a detectar la presencia de la lugvigia, una vez más.
Para ADENEX es vergonzoso que, después de la experiencia de gestión nefasta en el Guadiana, no se tomen precauciones en el Tajo para que no ocurra lo mismo. 
Exigimos que se cree una comisión de emergencia ante este hecho tan repetitivo desde la cual se den explicaciones y soluciones acordes a la amanezca antes de que sea más costoso y demasiado tarde para hacerlo. Una comisión interdisciplinar que no deje fuera a la sociedad civil desde la cual se ha alertado hace más de 4 años.
 

A ALMARAZ SE LE CONCEDE UNA EXCEPCIÓN

CERRAR ALMARAZ

 

ADENEX denuncia el comportamiento temerario de las propietarias de la central nuclear de Almaraz en las próximas paradas programadas y, al CSN, por permitirlo.
 
El 14 de abril comenzó la parada obligatoria de la unidad I de la central nuclear de Almaraz prevista para el pasado 15 de marzo y aplazada hasta que pasara el estado de alarma. Por tanto, el CSN (Consejo de Seguridad Nuclear) autorizó hacerlo en abril, una vez pasado el primer periodo de alerta. A pesar de haberse prorrogado el confinamiento, el Ministerio ha considerado que la electricidad de este grupo (la central tiene dos reactores) es esencial en estos momentos donde la demanda ejecutiva ha bajado hasta el 15%.
Tanto el CSN como el Ministerio, prefieren correr el riesgo de una contaminación temible a parar la central hasta el fin del confinamiento.
 
Pero lo más grave es, que el CSN ha permitido realizar la parada sin someterse a las debidas inspecciones, controles y ajustes de mantenimiento general, dejando que estas se pueden hacer más tarde. La parada actual solo es para reponer el combustible gastado dado que, de no hacerlo en estas fechas, el reactor concernido debería ser obligado a parar por seguridad.
Es evidente que el CSN se ha plegado a los intereses económicos de Iberdrola, primer accionista de Almaraz y que controla el 53% de la misma. Mientras tanto, desde la Junta de Extremadura y el Ministerio de Transición Energética, dan prioridad a Iberdrola en la instalación de energías renovables en Extremadura. Una empresa que no tributa en la región y que es capaz de dejar sin agua si es preciso, como ocurrió el verano pasado con el embalse de Valdecañas. Empresa, por tanto, que también gestiona el embalse de Alcántara hoy también gravemente impactada por una planta invasora de la cual tampoco se hará responsable
 
ADENEX vuelve a exigir más rigor en las decisiones técnicas de un CSN que debe velar, ante todo, por la seguridad nuclear, a sabiendas que se cambiara el combustible sin poder acontecer las inspecciones vinculadas a su funcionamiento a plena potencia. Y máxime cuando en estas condiciones no es un servicio esencial, dado que producimos el doble de energía para el sistema eléctrico que consumimos. Las nucleares siguen siendo privilegiadas con excepciones que pueden llegar a ser graves. ¿Qué más excepciones se les concederán para poder alargar su funcionamiento hasta 2028?

 

ADENEX en apoyo de la Soberanía Alimentaria

Soberania alimentaria

ADENEX se ha adherido a la iniciativa estatal en defensa de los pequeños productores de alimentos, artesanos y de cultura familiar, dirigida al Ministerio de Agricultura y publicitada a través de la revista "soberanía alimentaria" junto con otras 600 organizaciones.

Apoyar las economías más localizadas, sin intermediarios para favorecer la via libre para ir al huerto de autoconsumo,  para trabajar en la huertas hortícolas frente a tanta llamada a los supermercados . Apoyar a los que cuidan de nuestro entorno, lo diversifican y aprenden de la naturaleza,  de manera más directa, con suelos sin contaminación,  con un uso del agua más racional  y no intensivo. Apoyar el fortalecimiento de nuestras economías locales  que diversifican y crean oportunidades nuevas frente a las dependencias de grandes mercados.  Apoyar circuitos que incluyan también la transformación y comercialización sin intermediarios ajenos, desde el campo a las mesas de los restaurantes, comedores  sociales y colectivos de hospitales, colegios y residencias .
Apoyar, en definitiva, el buen hacer agrario de nuestras gentes del campo, supone garantizar el trabajo en la gran mayoría de nuestros pueblos.
Debemos salir de esta pandemia sin esperar más,  enriquecidos socialmente con la suma de todas nuestras capacidades individuales puestas al servicio de lo más esencial,  el alimento de todos los días sano, limpio y justo.
 

 

DURANTE EL CORONAVIRUS, LLEVA UN DIARIO PERSONAL

butterfly 1127666 1920
 
¿Cómo lo lleváis?.  ¿Qué tal estáis? Me parecen las primeras preguntas obligadas para seguir interviniendo en el Correo del Lunes. Y lo hago, además, para animar a los que queráis ponerlo por escrito como memoria colectiva de nuestro confinamiento. 
 
Ahora, más que nunca, la capacidad de poner por escrito nuestras sensaciones durante este encierro nos puede servir para cuando, superada la tragedia mayor (las muertes), no se nos olvide lo ocurrido, lo pensado, lo cercano, lo sufrido y lo rejuntado. Escribir un diario personal nos permitirá no caer en el olvido una vez pase la pandemia. Una vez pase, y antes de que llegue la próxima, volver a leernos con nuestros recuerdos y también con nuestras oportunidades. 
 
En estos momentos en que todos queremos salir mejores y cambiados, comprobamos que las mejores respuestas globales llegan desde lo local, desde lo cercano y que algunas de ellas hacen mejorar el planeta en su conjunto. ¿Tiene que ocurrir solo en caso de riesgo total?  ¿es porque nos ha tocado ahora también a nosotros? Quizás esa consigna de no hacer nada concreto y rápido contra el ineludible cambio climático sea porque no nos afectaba de lleno, pero que de manera dramática  extendido  también a lo epidemiológico,  lo vemos de otra manera más realista. Quizá entendamos mejor la deforestación brutal (40 millones de árboles al año son talados), el incendio de casi toda Australia, la pérdida de especies clave para el equilibrio ecosistémico o  la extracción frenética de minerales bajo el suelo, son  indicios que los epidemiólogos ya habían constatado desde principios de los años 70.
 
Comprobamos que en año 2018 se realizaron en el mundo 4.300 millones de viajes en avión (más de la mitad de toda la población mundial), la gran mayoría en el hemisferio norte y en la parte más sur del planeta. Viajes no solo de turismo sino comerciales y provocados por la deslocalización industrial y un empleo precario. Resulta que los datos de los más afectados por el coronavirus coinciden con esta área terrestre. Comprobamos que solo una ciudad en China produce la mitad de todos los teléfonos del mundo. Una globalización funesta.
Pero también comprobamos que nuestros alimentos y cuidados llegan desde lo más cercano, que lo rural nos protege más que en las grandes metrópolis, que si acompasamos nuestro ritmo con el de la naturaleza que nos sostiene mejoramos psicológica, social y económicamente . ¿Por qué nos damos cuenta ahora que las aves existen también como insectívoras? 
Un último deseo ahora que todo está entre paréntesis obligado: ¿podríamos parar también los conflictos bélicos en el mundo? Habría que dejar de fabricar y vender armas.
 

21 de marzo, Día Internacional de los Bosques

IMG 20180325 143438

 

El día 21 de marzo se celebra el Día Internacional de los Bosques. En el año 2012 se proclama este día desde la Asamblea General de las Naciones Unidas con el fin de concienciar sobre la importancia de los distinos tipos de bosques y, por lo tanto, de la biodiversidad que se genera en ellos.

La sociedad está viendo cómo la crisis climática nos está afectando a pasos agigantados y, precisamente, una de las acciones que nos recomiendan llevar a cabo para paliar los efectos es la conservación y el aumento de los bosques. 

ADENEX, intenta poner su granito de arena desde el proyecto Plantabosques, principalmente, y desde otra serie de acciones, proyectos o campañas que puedan concienciar a la ciudadanía. En los 17 años que llevamos de programa, se han plantado más de 352.000 árboles, en su totalidad autóctonos, gracias al trabajo de casi 15.000 voluntarios/as.

Según un estudio, 22 árboles producen el oxígeno que utiliza una persona al día y 1 árbol, absorve diariamente la contaminación generada por 100 coches. Os dejamos estas cifras para que os entretengáis en realizar los cálculos con respecto a los 352.000 árboles plantados.

 

Cinco de los muchos beneficios que tienen los bosques, según la FAO.

Contacto

    

Plaza de Santo Angel, 1
06800 Mérida (Extremadura)

 

telf: +34 924 387 189

 

 adenex@adenex.org

 

Síguenos