CAMPAÑA SALVAMENTO DE AGUILUCHO CENIZO (Circus pygargus)

Sin título

VOLUNTARIAS/OS DE ADENEX PARTICIPAN EN LA CAMPAÑA DE SALVAMENTO DE AGUILUCHO EN EXTREMADURA EN LA TEMPORADA 2020

Muchas/os de nosotras/os hemos visto alguna vez la terrible imagen en televisión de un nido de aguilucho cenizo delante de la cosechadora. Estas bellas aves se encuentran en una profunda regresión, siendo cada vez más difícil verlos campear y disfrutar de sus espectaculares vuelos acrobáticos por los territorios que desde hace muchos años dominaba.

Son muchas las amenazas que acechan a esta especie y desde ADENEX no queremos dejar pasar la oportunidad, de al menos, citarlas con el objetivo de darlas a conocer a la sociedad y alentar con ello a una mayor sensibilidad y empatía con los aguiluchos cenizos en nuestra región.

Quizás la más graves de las amenazas para la especie y que causa muchas de las muertes anuales, sea la mecanización del campo, que seguida del uso cada vez más frecuente de variedades tempranas de cereal están adelantado la época de cosecha, hasta el punto que no les da tiempo a los aguiluchos a que puedan sacar su descendencia sin riesgos.

Otra de las amenazas que persiguen a esta especie, es el uso de plaguicidas y fitosanitarios en las tierras agrícolas, hecho que está reduciendo la disposición de presas y por tanto alimento para la especie y su prole.

Por último, y no menos importante, de un tiempo a esta parte se está agravando la perdida de hábitat adecuados para la especie. Esto es debido a la expansión que estamos sufriendo en Extremadura y prácticamente en todo el territorio nacional con los cambios de cultivo en el uso del suelo agrícola, perdiéndose poco a poco la zona de secano tradicional y las grandes extensiones de cereal por el cada vez más frecuente viñedo en espaldera o el olivar en intensivo.

La población extremeña de aguiluchos, es todavía bastante importante dentro de la Península Ibérica. El censo coordinado por ADENEX en el año 1993 estimaba la población de esta especie en torno a las 1.100 parejas. En el año 2001 se realizó otro censo, esta vez coordinado por la Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura en la que colaboraron gran parte de las asociaciones conservacionistas de la región y que arrojó una cifra que rondaba las 650 parejas. Esto daba la mala noticia de que la población de aguiluchos se había reducido de manera muy drástica en Extremadura en apenas 10 años. Otro nuevo censo, esta vez nacional que se realizó en el año 2006 y que en Extremadura fue coordinado por la Junta de Extremadura a través del GEA (Grupo Extremeño de Aguiluchos) sacó como resultado unas 740 parejas en toda la región.

Durante la década de los 80 y buena parte de los 90 del pasado siglo, ADENEX inició, sin apenas recursos, pero con un buen equipo de voluntarios/as, las primeras campañas de salvamento de esta especie en Extremadura. Por avatares del tiempo, hemos dejado de participar, pero este año volvemos a retomarlo de nuevo.

Actualmente la Junta de Extremadura se hace responsable de la campaña a través de la Dirección General de Sostenibilidad y el GEA (Grupo Extremeño de Aguiluchos), en cuyo equipo se ha integrado ADENEX para hacer el seguimiento de la reproducción de esta especie en los siguientes términos municipales de la provincia de Badajoz: Mérida, Calamonte, Arroyo de San Serván, Mirandilla, El Carrascalejo, Aljucén, La Nava de Santiago, La Roca de la Sierra, Lobón, Montijo, Puebla de la Calzada, La Garrovilla, Esparragalejo, Los Canchales y el P. N. de Cornalvo.

Estamos poniendo toda la ilusión en esta campaña y esperamos encontrar muchas parejas en los cultivos cerealistas de secano y llevar a cabo las actuaciones necesarias para que la prole de los aguiluchos pueda volar sanos y salvos hacia sus cuarteles de invernada en el África Subsahariana.

No dejéis de visitar nuestra página web y de seguirnos en nuestras redes sociales donde iremos informando del avance de esta campaña.

WhatsApp Image 2020 05 01 at 23.00.04


Imprimir   Correo electrónico